Paseando por las TIC

Actividad 1: The Jig is Up

La aparición de nuevas tecnologías y la democratización de la Red han provocado numerosos cambios en los modos de concebir los diferentes ámbitos de la sociedad, entre ellos, la educación. Surge así un enfoque educativo mucho más participativo, basado en el acceso libre y asentado en conceptos como el de educomunicación (según los principios pedagógicos de Paulo Freire), cultura participativa (termino acuñado por Henry Jenkins), inteligencia colectiva (concepto ampliamente establecido por Pierre Levy) y software libre (iniciativa de Richard Stallman). Con el surgimiento de la web 2.0 aparecen posibilidades basadas en un alto grado de interacción y participación, el profesor y las instituciones académicas ya no son la única fuente de conocimiento sino que la Red, y los propios usuarios, generan contenidos especializados susceptibles de ser considerados como educación alternativa. En este contexto, se han ido gestando Entornos Virtuales de Aprendizaje (EVA) que facilitan este tipo de aprendizaje comunicativo y basado en modelos constructivistas y conectivistas. El ciberespacio facilita la expansión de un nuevo tipo de educación a la carta. En estos nuevos modelos subyace la idea de que la enseñanza-aprendizaje se realiza de múltiples maneras y se basa, sobre todo, en la construcción del propio camino de aprendizaje, en la autonomía, en la participación, en la capacidad crítica de los individuos, en la conexión de nodos (humanos o no) que se relacionan intercambiando información y en la actualización continua de dicha información, entre otros.

De este modo, tal y como plantea David Willey en el texto The Jig is Up (2011), el futuro de la educación universitaria se ve afectado por esta nueva corriente educativa en línea y gratuita. Para este autor, si los empleadores comienzan a aceptar estas nuevas credenciales alternativas (entiéndase por credenciales alternativas los títulos no oficiales expedidos tras realizar cursos cortos y especializados, como por ejemplo Mooc) las universidades tendrán que replantearse su futuro participando, o no, en este nuevo escenario. Para este autor, las posibilidades de que las universidades pierdan un gran número de inscritos es bastante alta ya que, si esos títulos alternativos se equiparan a los títulos oficiales, los alumnos tendrán en cuenta la ventaja de obtener un título de especialización un menor tiempo y prácticamente a precio cero. Esto redundaría en una caída de ventas en los libros de texto, así como en un descenso en las contrataciones de profesores adjuntos. Un panorama inevitable según Willey en el que muchas universidades, como Stanford o MIT, han optado por innovar a nivel interno para adaptarse a ese nuevo espacio educativo con sus nuevas reglas de juego. Aunque este nuevo espacio resultante no es algo fortuito surgido de la noche a la mañana sino que, como el propio autor expone al principio del texto, ha cobrado sentido tras la evolución de los diferentes hitos que expone:

7x- Internet: El surgimiento de Internet permite distribuir contenidos de ordenador a ordenador de manera gratuita.

8x- Software Libre: Con Richard Stallman como impulsor de esta filosofía, los diferentes contenidos se exponen en la Red permitiendo a los usuarios modificar el código fuente y flexibilizar los diferentes contenidos.

9x- La Web: Surge el concepto de Web tal y como es entendido en la actualidad basada en los principios del Hipertexto. En esta misma década comienzan a surgir los primeros cursos en línea y planes de estudios en las páginas personales de algunos profesores.

98- Código abierto y contenidos abiertos: El Software libre se materializa con licencias de código abierto para, de algún modo, legalizar y burocratizar ese modo de compartir contenidos bajo licencias estandarizadas. Ese tipo de licencias pasa de ser exclusivo del software para extenderse a otros contenidos como fotos, vídeos, música, etc.

0x- Blogs y Wikis: Los blogs y las wikis han impulsado la cultura participativa y la creación de una inteligencia colectiva en la que los usuarios se han convertido en prosumidores (productores y consumidores de contenidos), o expresado de otro modo, se han convertido en emirecs (término acuñado por Cloutier en los setenta). Estas plataformas han sido realmente las que han democratizado la producción y el consumo de contenidos en la llamada Sociedad Red (Castells, 2001). Por otro lado, las Wikis se han erigido como estandarte del trabajo colaborativo al permitir la creación horizontal de contenidos.

01- Creative Commons: Surgen las licencias Creative Commons para aglutinar y mejorar las licencias de código abierto existentes. Es una manera de estandarizar ese tipo de licencias y proteger de manera más efectiva a los creadores de contenidos.

creative-commons

02- MIT OCW: De la mano del MIT surge la iniciativa de subir para uso gratuito los materiales de diferentes asignaturas a la Red mediante el programa Open Couse Ware. Un programa de cursos abiertos y gratuitos que podemos considerar como antecesores de los actuales MOOC.

04- Enseñanza abierta: Los modelos de enseñanza abierta y participativa permiten a los estudiantes crear sus propios contenidos y se permite, a su vez, la participación de toda la comunidad educativa sean o no estudiantes registrados. El ejemplo que el autor plantea es el caso del modelo wiki de Wiley.

07- Certificados no oficiales: Como motivación extra para que los estudiantes cursen estudios no oficiales surge la necesidad de ofrecer certificados que premien la consecución de los objetivos del curso y que puedan convertirse a posteriori en créditos oficiales.

08- MOOC: Los Cursos Online Masivos y Abiertos facilitan formación específica a todas las personas, por ello son masivos, de un modo igualitario y gratuito favoreciendo así la inclusión de todos los ciudadanos. En estos EVA normalmente se fomentan las relaciones horizontales, tratándose de cMOOC aquí la intervención del profesorado es escasa (el apoyo y participación de la comunidad de aprendizaje es imprescindible) y se basan en métodos verticales cuando se trata de xMOOC (Osuna, 2014).

10- Badges: Los sistemas de insignias (consideradas medallas o premios) sirven de algún modo para premiar al estudiante por sus logros a lo largo del curso. Sirven como método de motivación ya que se les puede considerar elementos de gamificación que fomentan la competitividad del alumnado.

11- Stanford AI Class y MITx: Las clases sobre Inteligencia Artificial de la Universidad de Stanford se plantean como un éxito al alcanzar los 100.000 participantes. Por otro lado, el MIT se plantea lanzar una iniciativa de enseñanza abierta en la plataforma edX y basada en la filosofía de los MOOC llamada MITx.

Las reflexiones del autor se producen en un contexto en el que esas nuevas formas de pensar la educación están en auge, los MOOC cada vez van aumentando en número de inscripciones y, debido a ello, va aumentando también la oferta temática. Es lógico, en parte, adoptar esa postura apocalíptica que nos lleva a pensar en la desaparición o transformación total de la educación superior tradicional, tal y como expone el autor. No obstante, el autor parte de la idea de que algún día las empresas valorarán más los cursos especializados en línea que las titulaciones oficiales y hemos de tener en cuenta que ese momento todavía no se ha dado, y no tenemos la certeza de que se vaya a dar. Bien es cierto que, cada vez más, las universidades se han ido adaptando a esta situación y por ello se han hecho partícipes, la mayoría, de este nuevo escenario lanzando sus propios cursos en abierto. También se ha de tener en cuanta que el autor pasa por alto las redes sociales como escenario educomunicativo y este escenario puede potenciar y reinventar las formas de enseñar-aprender en educación superior. Las ventajas de usar redes sociales y plataformas con carácter social en el ámbito educativo son varias: pueden actuar como elementos dinamizadores y motivadores de los procesos educativos (existe cierto punto de gamificación en el uso de redes mediante elementos como likes), pueden ayudar a reducir la brecha tecnológica, se genera feedback y participación igualitaria por parte de los usuarios (el profesor ejerce de guía), facilitan la inmersión del alumnado debido al fomento de la interactividad y la facilidad en la navegabilidad, facilitan la colaboración, rompen las barreras espacio-temporales, se pueden usar desde cualquier plataforma, sirven como espacio de encuentro entre los diferentes participantes del proceso de enseñanza-aprendizaje (profesores, alumnos y familia), favorecen la educación inclusiva, permiten el intercambio de archivos, etc. De aquí se desprende que la evolución planteada por el autor se encamina cada vez más a una educación basada en la web 2.0 o web social, los movimientos de software libre o los sistemas de Badges no hacen sino enfatizar el carácter social de la educación. Aunque no se deben dejar de lado los riesgos o desventajas de la denominada web social: mal empleada puede actuar como elemento distractor, en el caso de no facilitar el acceso puede fomentarse la exclusión, existen peligros respecto a la privacidad de los usuarios al quedar expuestos sus perfiles en la Red (en el caso de menores el tema es especialmente delicado), peligros de cyberbulling, etc. A pesar de las desventajas, la Red ofrece Entornos Virtuales de Aprendizaje muy versátiles, abiertos (en tanto que son accesibles para la mayoría y gratuitos) y atractivos. Como exponen Álvarez y Domínguez (2012):

La interconectividad y el número de interconexiones son dos piezas claves para comprender el nuevo mundo que estamos construyendo. La reducción de las distancias, el flujo de la información, la difusión, accesibilidad y reutilización del conocimiento son elementos imprescindibles para conceptualizar la emergencia de las nuevas formas de gestión de la cultura y de los procesos sociales en general. (p.2)

Los nuevos cursos abiertos facilitan precisamente ese flujo de la información, la reutilización del conocimiento y la accesibilidad, o por lo menos esos son algunos de sus objetivos. La educación, en tanto que forma parte de los procesos sociales, no puede permanecer ajena a esa evolución. Quizá es un poco arriesgado especular con el futuro de la educación superior, pero lo que no cabe duda y no podemos negar es que el panorama está cambiando y las universidades e instituciones tradicionales han de adaptarse al cambio.

Bibliografía:

ÁLVAREZ, J.F. & DOMINGUEZ, D. (2012). El nuevo marco tecno-social: técnicas y tecnologías coproductoras de un nuevo espacio sociotécnico. Hybrid Learning, materiales de la Misión Introducción a la Innovación Abierta, Disponiblen en línea en: http://goo.gl/MBD46

APARICI, R. (Coord.) (2010/2014). Conectados en el Ciberespacio. (3ª Reimpresión). Madrid: UNED.

         – (Coord.) (2010). Educomunicación. Más allá del 2.0. Madrid: Gedisa.

CASTELLS, M. (2001), Internet y la sociedad red. La Factoría, 14, 15.

LÉVY, P. (2004). Inteligencia colectiva. Por una antropología del ciberespacio, 150.

OSUNA, S. (coord.) (2014), Escenarios Virtuales Educomunicativos, Icaria, Barcelona.

STALLMAN, R. (2004). Software libre para una sociedad libre. Madrid: Traficantes de Sueños, 2004.

WILLEY, D. (2011). The Jig is UP. Disponible en línea en: http://opencontent.org/blog/archives/2113

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en marzo 9, 2015 por .
A %d blogueros les gusta esto: